Libro de los muertos

  • Nombre: Libro de los Muertos de la Cantora de Amón Nauny
  • Tipo de objeto: Papiro
  • Material: Papiro, pintura
  • Medidas: 35 cm x 5.4 m.
  • Datación: Tercer periodo intermedio, Dinastía XXI. Circa 1050  a.C.
  • Procedencia geográfica y arqueológica: Alto Egipto, Tebas, Deir el-Bahari, tumba de Meritamón TT358
  • Ubicación actual: Museo Metropolitano de Nueva York
  • de catálogo /inventario: 30.3.31

El papiro fue descubierto por H. Winlock en la campaña de 1929-1930, organizada por el Museo Metropolitano de Arte en la zona de Deir el Bahari, en la orilla occidental de Tebas. La tumba (TT358) se encuentra junto al patio del templo de Hatshepsut y  pertenecía a la reina Meritamón, esposa del rey Amenhotep I. La tumba fue reutilizada por la hija de un rey tebano de la dinastía XXI, tal vez como dice Winlock  Pinedyem I (Winlock, 1932, pág. 53) o hija de un rey tebano (Metropolitan Museum, s.f.a). El entierro de la princesa debió ser muy atropellado porque todo estaba mal colocado. Una figurilla de Osiris realizada en madera de sicomoro contenía el Libro de los Muertos de la cantora de Amón, a quien llamó Entiu-ny (Winlock, 1932, pág. 82).

Este papiro es un bello ejemplar de poco más de cinco metros de largo, escrito en jeroglífico cursivo. En él se pueden apreciar distintas viñetas representativas  (Dorman, Harper, & Pittman, 2002, pág. 73): El capítulo 125 con el juicio ante el tribunal de Osiris donde en una balanza se coloca en un platillo el corazón y en el otro la diosa de la justicia Maat acuclillada. La diosa Isis acompaña a la princesa y Osiris preside el tribunal. Ante él Anubis expresara el resultado: Su corazón es puro (Campbell, 2012, pág. 53). En otra escena Nauny se presenta ante el trono de Osiris, que está acompañado por Isis y Neftis. En otra escena, dentro de la sala de la Verdad y la Justicia recitará la confesión negativa.

El Libro de la Salida al Día, es un compendio de poco más de doscientas recitaciones que apareció al final del Segundo Período Intermedio (Shaw & Nicholson, 1995, pág. 55). Son fórmulas mágicas que cumplen el propósito de facilitar al difunto la entrada al reino de Osiris, superar todas las pruebas y alcanzar la vida de las almas perfectas (Lepsius, 2003, pág. 34). Cada libro de los muertos era diferente y en cada uno se seleccionaba y colocaban diferentes recitaciones. Algunos hechizos se podían abreviar, sustituir por la viñeta hasta el punto que en ocasiones se distorsionan  (Dorman, Harper, & Pittman, 2002, pág. 73).

El libro de los Muertos, recoge algunas recitaciones de los Textos de las Pirámides y de los Textos de los Ataúdes (Shaw & Nicholson, 1995, pág. 55). También pertenecen a una misma cosmovisión religiosa que se remonta al Reino Antiguo y que vincula al difunto con Osiris y Ra. Sin embargo en el libro de los muertos se hace explícita la idea del juicio moral en el más allá, una especie de juicio final, en el que ya no es suficiente conocer las fórmulas rituales. Para poder triunfar y vivir en la eternidad es necesario haber tenido una vida de rectitud, practicando la Maat, tal como aconsejaban los textos sapienciales.

Puedes ver la exposición en Palacio de Minería

Calle tacuba 7, centro de la Ciudad de México.

contacto: Whatsapp 55 53207172
mail: victorvilar@centrosophia.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba